Autoestima

Trabajando la Autoestima

Nunca dejes a nadie en el mundo decirte que no puedes ser exactamente quien tú eres – Lady Gaga

14172_tener-la-autoestima-alta-es-la-clave-para-ser-feliz
¿Cómo desarrollamos la Autoestima? ¿Cómo rompemos el ciclo de las conductas autodestructivas generadas por una autoestima deficiente? Estas son las preguntas a las que damos respuesta a través de sesiones de Coaching dirigidas a potenciar tu Autoestima!

El trabajo básico para mejorar son las acciones, tanto mentales como físicas, que promueven o erosionan tu autoestima.

El modo en que nos sentimos con respecto a nosotros mismos afecta virtualmente de forma decisiva en todos los aspectos de nuestra experiencia, desde la manera en que funcionamos en el trabajo, el amor o el sexo, hasta nuestro proceder como padres y las posibilidades que tenemos de progresar en la vida. Nuestras respuestas ante los acontecimientos dependen de quién y qué pensamos que somos. Los dramas de nuestra vida son los reflejos de la visión íntima que poseemos de nosotros mismos. Por lo tanto, la autoestima es la clave del éxito o del fracaso.

También es la clave para comprendernos y comprender a los demás.

Aparte de los problemas de origen biológico, no conocemos una sola dificultad psicológica -desde la angustia y la depresión, el miedo a la intimidad o al éxito, el abuso del alcohol o de las drogas, el bajo rendimiento en el estudio o en el trabajo, hasta los malos tratos a las mujeres o a la violación de menores, las disfunciones sexuales o la inmadurez emocional, pasando por el suicidio o los crímenes violentos- que no sea atribuible a una autoestima deficiente. De todos los juicios a que nos sometemos, ninguno es tan importante como el nuestro propio. La autoestima positiva es el requisito fundamental para una vida plena.

Veamos qué es la autoestima. Tiene dos componentes: un sentimiento de capacidad personal y un sentimiento de valía personal. En otras palabras, la autoestima es la suma de la confianza y el respeto por uno mismo. Refleja el juicio implícito que cada uno hace de su habilidad para enfrentar los desafíos de la vida (para comprender y superar los problemas) y de su derecho a ser feliz (respetar y defender sus intereses y necesidades).

Tener una alta autoestima es sentirse confiadamente apto para la vida, es decir, capaz y valioso, en el sentido que acabo de indicar. Tener una autoestima baja es sentirse inútil para la vida; equivocado, no con respecto a tal o cual asunto, sino equivocado como persona. Tener un término medio de autoestima es fluctuar entre sentirse apto e inútil, acertado y equivocado como persona, y manifestar estas incoherencias en la conducta -actuar a veces con sensatez, a veces tontamente-, reforzando, así, la inseguridad.

Desarrollar la autoestima es desarrollar la convicción de que uno es competente para vivir y merecer la felicidad, y por lo tanto enfrentarse a la vida con mayor confianza, benevolencia y optimismo, los cuales nos ayudan a alcanzar nuestras metas y experimentar la plenitud. Desarrollar la autoestima es ampliar nuestra capacidad de ser felices.

Cuanto más alta sea nuestra autoestima, mejor preparados estaremos para afrontar las adversidades; cuanto más flexibles seamos, más resistiremos la presiones que nos hacen sucumbir a la desesperación o a la derrota.

 

¿Cómo podemos Ayudarte?

Hay dos palabras que describen inmejorablemente lo que podemos hacer para aumentar nuestra autoestima, es decir, para generar más confianza en nosotros mismos y respetarnos más. Estas son: vivir conscientemente.

A través de casos prácticos y herramientas ensayadas en cada sesión te ayudaremos a elevar tu conciencia sobre qué concepto tienes de ti mismo, cual es la realidad en dicho concepto y de dónde provienen tus creencias limitantes (derivadas de experiencias anteriores, educación familiar, opiniones de terceros, etc.).

A través de este trabajo de conocimiento interior y con el objetivo de crecer y mejorar nuestra autoestima elaboraremos planes de acción que te permitan establecer nuevos hábitos y patrones de comportamiento para que afiances tu autoestima y te proporcione así los motores necesarios para llevar a cabo el cambio que necesitas en tu vida.

La autoestima, pues, depende, no de las características con las que nacemos, sino del modo en que usemos nuestra conciencia, de las elecciones que hagamos con respecto al conocimiento, la honestidad de nuestra relación con la realidad y el nivel de nuestra integridad.

Si necesitas mejorar tu autoestima, si necesitas encontrar el valor para lograr tus objetivos, te podemos ayudar...


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR